¿Por qué en Aerópolis? Por su tecnología e I+D+i